Nº Exp. Sanidad: CS4881 FISIOTERAPIA OBSTÉTRICA  

 Fisymas

FISIOTERAPEUTAS
Coleg.nº: 2495 Ibarra Sánchez .Rut
Coleg.nº: 2496 Núñez Martín .Lidia Minerva
Dentro de la fisioterapia uro-gine-coloproctológica está la fisioterapia obstétrica, que se va a encargar tanto de la preparación física del preparto como de la reeducación del suelo pélvico en el postparto.

Todo parto provoca una serie de lesiones a nivel perineal como consecuencia de los esfuerzos, desgarros, episiotomías e instrumentos empleados. La fisioterapia, en este momento, va a tratar de solucionar las patologías presentes en el periné obstétrico y prevenir posibles disfunciones futuras del suelo pélvico.


En el momento del parto, actualmente en España, el fisioterapeuta, no está en el nacimiento del bebé. Pero en países como Bélgica y los anglosajones, el fisioterapeuta sí que forma parte del equipo multidisciplinar que está en el paritorio. En este caso, el fisioterapeuta puede colaborar, durante la fase de dilatación y expulsivo, aconsejando masajes y posturas para disminuir el umbral doloroso y el dolor que sobreviene con cada contracción y ayudar a que los pujos sean eficaces.

Después del parto, en la sexta semana, el fisioterapeuta debe hacer una valoración abdominopélvica, pelviperineal, del diafragma y un examen neurológico. Debe controlar el estado en el que ha quedado el tejido, si las cicatrices están adheridas o no, si el masaje perineal es suficiente, si hay dispareunias, incontinencia urinaria o caída de vísceras…El tratamiento sería específico para cada mujer. El fisioterapeuta obstétrico, busca trabajar en un equipo multidisciplinar junto con los médicos ginecólogos, urólogos y matronas. De hecho, los Estatutos de la Seguridad Social atribuyen al fisioterapeuta las funciones de prestar atención prenatal y posnatal a la mujer embarazada.

 
 

consultas@fisymas.com